Jesuiten Etxea cumple 10 años

La Comunidad de Hospitalidad de Jesuiten Etxea de Durango, Vizcaya, ha cumplido 10 años en 2017. En esta década, desde que acogieran a la primera persona migrante allá por el año 2007, el grupo de jesuitas, trabajadores y voluntarios se ha volcado en hacer de esta casa un verdadero hogar para aquella gente que viene huyendo de la miseria y la violencia.

A través de clases de formación de idiomas y habilidades laborales y de actividades de ocio y sociocomunitarias, trabajan en la labor de integración social y la autonomía de estas personas. Además, con la ayuda del Colegio San José Jesuitas que se encuentra muy cerca de la casa y de otras organizaciones sociales y personas anónimas, jesuitas y laicas, han conseguido afianzar la sostenibilidad económica del proyecto.

Este último año han alcanzado la cifra de 50 personas acogidas en estos diez años de existencia. En muchos casos tras un año de acogida en la comunidad, se ofrece la posibilidad de pasar a un piso de transición a la autonomía, acompañado por la red de voluntariado. Como señala el jesuita Michael Pastor, “tal vez ahora lo que toca es replantear la organización y conseguir que sean los acogidos los que acojan”. Y conseguir que Jesuiten Etxea siga siendo lo que ha sido: una obra humilde, es abrir puertas, mirar, escuchar, ayudar y acoger; sentir lo que el otro quiere decirnos. Con una miseria enrome en la que miles de personas no tienen para comer, Jesuiten Etxea aporta su granito de arena y ayuda a integrar a estas personas en situación límite, y denunciar estas situaciones con otras instituciones. El Evangelio es la inspiración: “Amaos los unos a los otros”.

Puedes ver AQUÍ el Vídeo del X Aniversario de la Comunidad de Jesuiten Etxea de Durango